Especialistas de la UNAM señalan que la vejez no debe relacionarse con enfermedades

UNAM pide no relacionar vejez con enfermedad
Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram

La única manera de no envejecer es morirse, por lo que en un envejecimiento exitoso y saludable, necesitamos involucrar todos los aspectos posibles, señala Carlos D’Hyver De Las Deses De Juillac y Wiechers, coordinador de Geriatría de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Al participar en el Foro Internacional La vejez no es una enfermedad. Cambios en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11), el especialista indica que la vejez por sí sola no representa un problema relacionado con la salud.

“Uno de los aspectos más importantes es mantener los derechos humanos, no permitir el abuso y maltrato de las personas. El hecho de que la vejez haya sido puesta en un momento dado como un diagnóstico, provocó la reflexión para que su abordaje sea multidisciplinario”, agregó.

Verónica Montes de Oca Zavala, coordinadora del Seminario Universitario Interdisciplinario sobre Envejecimiento y Vejez de la UNAM, manifestó que desde hace muchos años se lucha contra el viejismo, contra la discriminación. “Que nos hacía ver un retroceso de un siglo y medio”.

⇒LEER TAMBIÉN: En México hay más viejos y menos niños y jóvenes

“Una corriente en gerontología, asegura que mirar a la vejez como una enfermedad, favorece a la industria farmacéutica. Aunque la causa más importante para envejecer es el tiempo, y no sólo es eso, sino es cómo se vive y en qué condiciones”, destacó.

Armando López Leyva, director del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, manifestó en la inauguración del Foro, que es momento de entender, comprender, proponer distintos aspectos relacionados con el envejecimiento.

“Se ha convertido en los últimos años para fortuna del país, en un tema fundamental de gran interés, no sólo de reflexión académica y de trabajo de análisis, sino también un asunto de política y de políticas públicas”.

Carmen Casas Ratia, directora de la Escuela Nacional de Trabajo Social, recordó que desde principios de los años 70 del siglo pasado, se robustecieron esos prejuicios arraigados de ver a las personas adultas mayores o de la vejez como una enfermedad, “como un grupo etario no consciente, que no tenía espacio de incidencia”.

En tanto, Elba Rosa Leyva Huerta, directora de la Facultad de Odontología, mencionó que desde su ámbito, una de las principales consecuencias del envejecimiento es la falta de secreción salival. “Las mucosas se resecan y se complica comer, hablar y relacionarse con las demás personas, es un verdadero problema de salud”.

María Montero López Lena, académica de la Facultad de Psicología, indicó que debe emprenderse una reconceptualización de la vejez desde una perspectiva más amplia. “Refrendamos la vocación de servicio, compromiso tanto institucional como personal y disciplinario. Construiremos nuevo conocimiento en favor de una vejez digna, diversa y multicultural”.

Con información de Gaceta UNAM.

 

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión CDMX