ABC de la Diabetes Mellitus: síntomas, tipos, historia y mitos

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram

El 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial contra la Diabetes. 

El Día Mundial de la Diabetes busca crear conciencia sobre la importancia de frenar el avance de la diabetes con hábitos de vida saludable.

La diabetes mellitus es una de las principales causas de muerte en México, incluso es considerada como una epidemia en nuestro país. 

ABC DE LA DIABETES MELLITUS

  1. Diabetes y Covid-19
  2. ¿Qué significa diabetes?
  3. Síntomas de diabetes
  4. Tipos de diabetes  
  5. ¿Existe la diabetes tipo 3?  
  6. ¿Un susto te puede dar diabetes?
  7. ¿Cómo saber si tengo diabetes?
  8. ¿La diabetes es hereditaria?
  9. ¿Qué significa el Círculo azul?
  10. Breve historia de la diabetes

1. Diabetes y Covid-19

La diabetes, junto con la obesidad y la hipertensión, es uno de los principales factores de riesgo ante el coronavirus.

De acuerdo con los datos oficiales de la Secretaría de Salud federal, cuatro de cada diez personas que han muerto por Covid-19 en México padecía diabetes mellitus. 

2. ¿Qué significa diabetes?

El término diabetes se le atribuye justamente a Aretaeus de Capadocia; y significa “extraer o fluir a través de” y hace referencia al agua que una persona ingiere y pasa rápidamente por el cuerpo. 

Es decir, diabetes mellitus se refiere a una enfermedad en la que el paciente bebe mucho agua, orina con frecuencia y su orina presenta azúcar.

Volver al inicio.

3. Síntomas de diabetes

La diabetes puede ser un enemigo silencioso. Algunos de sus síntomas no alertan a las personas que la padecen y por ello desconocen su diagnóstico.

Por esta razón es muy importante que si presentas alguna condición de riesgo que te haga proclive a padecer diabetes, te realices chequeos regulares para descartar que desarrolles esta enfermedad.

Una de las principales condiciones de riesgo de la diabetes tipo 2 es el sobrepeso y la obesidad. Sin embargo, hay personas delgadas que pueden desarrollar diabetes.

Algunos de los principales síntomas de diabetes son:

1. Aumento en las ganas de orinar (poliuria): Cuando la glucosa en sangre está muy elevada, los riñones intentan eliminar el exceso de ésta mediante la orina, lo cual acelera su producción, sobre todo cuando los niveles de azúcar rebasan los 180mg/dl.

2. Incremento de la sed: El cuerpo humano está formado principalmente por agua. Cuando se intenta eliminar el exceso de glucosa por medio de la orina, no solamente se está eliminando glucosa y otros minerales, ¡se está perdiendo agua! que el cuerpo desea recuperar y se manifiesta mediante la sed.

3. Demasiada hambre: Las células del cuerpo necesitan de glucosa para poder trabajar y a su vez, la glucosa necesita de la insulina para poder entrar a esas células. Cuando se presenta la Diabetes, la glucosa no puede entrar a las células y entonces el cerebro envía al cerebro la sensación de hambre para poder obtener la glucosa por medio de los alimentos. Sin embargo, no es que el cuerpo no tenga glucosa, de hecho sí la hay, pero no hay suficiente insulina o ya no funciona correctamente para lograr que la glucosa entre a las células.

4. Cansancio: Debido a que las células no pueden obtener su fuente de energía (la glucosa), se produce el cansancio, el cual puede ir desde dolor de cabeza hasta debilidad muscular, falta de concentración, entre otros.

5. Pérdida involuntaria de peso: Debido a que la glucosa es la principal fuente de energía para el organismo, pero al no haber suficiente insulina para que la glucosa pueda entrar a las células, el cuerpo empieza a utilizar la grasa y esto ocasiona la pérdida involuntaria de peso, pero no por ello se traduce en una reducción de peso saludable, por el contrario, es un riesgo para la salud perder peso de esta manera involuntaria. Es una situación que puede ocasionar diversos malestares al organismo.

Volver al inicio.

4. Tipos de diabetes

De acuerdo con los “Estándares de atención médica en la diabetes” de la American Diabetes Association (ADA 2019), estas son las categorías generales de la diabetes mellitus:

Diabetes tipo 1

Implica una deficiencia absoluta de insulina. Suele aparecer antes, durante o poco después de la adolescencia, por lo que también se le conoce como diabetes juvenil, aunque en realidad no hay edad límite. Los pacientes con diabetes tipo 1 necesitan insulina toda su vida.

Diabetes tipo 2 

Se le conoce como resistencia a la insulina. Los pacientes tienen suficiente insulina al principio de su enfermedad, pero su cuerpo no puede emplearla de forma correcta para bajar la glucosa en sangre. En caso de no atenderse, la diabetes puede empeorar y los pacientes llegan a necesitar insulina.

Prediabetes

Término que se usa para referirse a la situación de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.  En la mayoría de los casos, las personas que padecen diabetes mellitus tipo 2, anteriormente presentaron prediabetes. 

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es definida como cualquier grado de intolerancia a la glucosa durante el embarazo, independientemente de si esta existía antes o después de la gestación. Sin embargo, ante la epidemia de obesidad, se ha detectado que algunos casos se trata de mujeres embarazadas que padecen diabetes tipo 2 .

La diabetes gestacional implica riesgos para la madre, el feto y el recién nacido.

Diabetes por fibrosis quística

Las personas que padecen fibrosis quística (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) suelen desarrollar diabetes, debido a que se suele afectar la función del páncreas, por lo cual no se produce la suficiente cantidad de insulina, así como sucede en la diabetes tipo 1.

Diabetes post trasplante 

La hiperglucemia se refiere a niveles altos de azúcar en la sangre. Esta condición es frecuente en pacientes que recibieron un trasplante de órgano.

Diabetes monogénica

Es un tipo de diabetes poco común, producto de mutaciones en un gen. El tipo más frecuente de diabetes monogénica es MODY.

Volver al inicio.

5. ¿Existe la diabetes tipo 3?

En 2013, durante el congreso de la Sociedad Española de Diabetes, la doctora Suzanne de la Monte, investigadora del Hospital Rhode Island de Estados Unidos, calificó al Alzheimer como una nueva forma de diabetes.

Al respecto, la especialista señaló: “La diabetes tipo 2 y el Alzheimer comparten mecanismos de enfermar y por tanto, el Alzheimer podría ser considerado como una forma de enfermedad neuroendócrina más compleja, a la que nosotros proponemos llamar diabetes tipo 3”.

El sitio Canal Diabetes explica que la teoría propuesta por la doctora De la Monte, se apoya en que la deficiencia de insulina y la menor sensibilidad a esta hormona producen en el cerebro una serie de alteraciones que son muy similares al Alzheimer y la demencia.

Volver al inicio. 

LEE TAMBIÉN: Diabetes mellitus: glosario de principales palabras

6. ¿Un susto te puede dar diabetes?

Es muy común escuchar que una persona enfermó de diabetes por culpa de un gran susto. Sin embargo, esto no es del todo cierto.

Un susto o un enojo por sí solo NO te da diabetes.

La diabetes mellitus es una enfermedad gradual, avanza lenta y progresivamente en diferentes etapas. Esto quiere decir que nadie se vuelve diabético nada más por haber hecho un coraje fuerte o por haberse asustado; para que te dé diabetes debes primero haber pasado por una serie de etapas.

Pero, ¿por qué se dice que los sustos o los corajes son los culpables de la diabetes? La respuesta se encuentra en las hormonas, particularmente el cortisol.

El cortisol es una de las hormonas que nuestro organismo secreta en situaciones de gran estrés (como puede ser un coraje, una impresión fuerte o un susto). Esta hormona al ser secretada provoca que la glucosa se eleve en el torrente sanguíneo.

Una persona saludable que atraviesa un gran susto elevará sus niveles de glucosa en sangre debido al cortisol, pero no enfermará de diabetes. Una persona prediabética que haga un coraje o tenga una impresión fuerte verá elevados sus niveles de glucosa. Sin embargo, su condición de prediabética hará que el incremento sea mayor y que esto cause la diabetes.

Volver al inicio.

7. ¿Cómo saber si tengo diabetes?

La diabetes se diagnostica a través de exámenes que se pueden realizar en un laboratorio o consultorio médico.

Existen varias pruebas a través de las cuales se diagnostica la diabetes; la más frecuente es la que detecta los niveles de glucosa en ayunas; también está el examen de hemoglobina A1C, y la prueba de tolerancia a la glucosa oral.

En esta tabla te mostramos los valores con los cuales se diagnostica la diabetes en cada una de estas pruebas de laboratorio.

PRUEBA NIVEL NORMAL PREDIABETES DIABETES
Glucosa en ayunas Debajo de 99 mg/dl 100-125 mg/dl A partir de 126 mg/dl
A1C 5.70% Entre 5.7% y 6.4% A partir de 6.5%
Tolerancia a la glucosa oral Menor a 140 dg/dl 140 – 199 mg/dl A partir de 200 mg/dl

Volver al inicio.

8. ¿La diabetes es hereditaria?

Uno de los factores que puede influir en que una persona padezca diabetes es el hereditario.

Los antecedentes familiares pueden predisponer a que una persona sea diabética, pero no son determinantes. Es decir, si alguien tiene padres o abuelos con diabetes, no es seguro que esa persona padezca la enfermedad.

Tener diabetes depende también de factores ambientales que desencadenan la enfermedad. No son suficientes los factores genéticos para padecerla. 

Volver al inicio.

9. ¿Qué significa el Círculo azul?

Para conmemorar el Día de la Diabetes se emplea un círculo azul, cuyo significado es la vida y la salud. El color azul representa la unidad de la comunidad internacional para hacer frente a la diabetes, también el cielo que nos une a todos y es el color de la bandera de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Volver al inicio.

10. Breve historia de la diabetes

La diabetes mellitus fue identificada por primera vez hace dos mil años por un médico griego llamado Aretaeus de Capadocia, quien destacó los síntomas urinarios del padecimiento, pues los enfermos no dejaban de orinar (poliuria).

Aretaeus de Capadocia consideró a la Diabetes como “una enfermedad fría y húmeda en la que la carne y los músculos se funden para convertirse en orina”.

En el siglo II Galeno también se refirió a la diabetes, como una enfermedad del riñón. Pero en los siglos posteriores no hay referencias a la diabetes en los escritos médicos-

En el siglo XI, Avicena habla con clara precisión de esta afección en su famoso Canon de la Medicina.

En 1679, Tomás Willis hizo una descripción de la diabetes, detallando la sintomatología. Fue él quien, refiriéndose al sabor dulce de la orina, le dio el nombre de diabetes mellitus (sabor a miel).

En 1775 Mathew Dobson, un médico inglés de Liverpool, identificó la presencia de glucosa en la orina “Dobson pensaba que el azúcar se formaba en la sangre por algún defecto de la digestión limitándose los riñones a eliminar el exceso de azúcar”.

En 1869, Paul Langerhans describió este padecimiento como pequeñas islas en el páncreas, aunque no conoció los efectos de la enfermedad sobre los niveles de glucosa.

Fue hasta 1889 cuando el alemán Oskar Minkowski descubrió el vínculo entre el páncreas y la diabetes.

En 1909 el científico belga Juan de Meyer nombró a la insulina como la sustancia secretada por el páncreas que regula los niveles de glucosa.

En 1921 un grupo de científicos lograron obtener la insulina y aplicarla con éxito a un paciente con diabetes.

Volver al inicio.

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión CDMX