Muestran secretos de la Zona Arqueológica Cuicuilco

Muestran secretos de la Zona Arqueológica Cuicuilco

Permanecerá abierta hasta el próximo 31 de diciembre
Redacción | UN1ÓN CDMX | 06/09/2018 06:00

Con motivo de los 70 años del Museo de Sitio de la Zona Arqueológica Cuicuilco (1948-2018), el primero en su tipo creado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se organizó la exposición temporal Cuicuilco a través del tiempo y un ciclo de conferencias, actividades con las que se da a conocer las investigaciones hechas en el sitio y sus áreas aledañas.

En el ciclo de conferencias, organizado también para celebrar el 80 aniversario de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), participan investigadores del INAH y la UNAM.

En el Museo de Sitio de la Zona Arqueológica Cuicuilco se presenta la exposición temporal Cuicuilco a través del tiempo, que reúne más de 200 piezas recuperadas en su mayoría durante los salvamentos arqueológicos realizados en el lugar de 1967 al 2006.

“Es la primera vez que se exhiben al público. Los objetos provienen de los resguardos de la Zona Arqueológica Cuicuilco, la Dirección de Salvamento Arqueológico y la Bodega de Colecciones Arqueológicas Comparativas de la Dirección de Estudios Arqueológicos”, destacó Ramón López Valenzuela, responsable administrativo de la zona arqueológica y Museo de Sitio Cuicuilco.

El arqueólogo explicó que el espacio que comprende Cuicuilco ha sido investigado de manera formal desde 1922, cuando el arqueólogo Byron Cummings —por encomienda de Manuel Gamio— emprendió las exploraciones en el Gran Basamento.

Su extensión territorial, dijo, apenas se empieza a vislumbrar arqueológicamente, ya que la mayor parte de su superficie fue cubierta por los flujos de lava basáltica asociados al volcán Xitle, los cuales formaron el Pedregal de San Ángel que abarca de más de 70 kilómetros cuadrados de superficie.

Bajo la curaduría de Ramón López, Denia Sandoval, Lizbeth Berrocal y Javier Francisco Tovar, estos últimos tres adscritos a la DEA, la exposición presenta en la primera sección las piezas arqueológicas recuperadas de 1996 al 2000, en el área conocida como Cuicuilco A (asociada al Gran Basamento). Entre ellas se observan un mortero y una piedra de moler tallados en basalto, un cuenco modelado de arcilla, un cuchillo, puntas de proyectil y navajillas de obsidiana, entre otros más.

En el segundo apartado (Cuicuilco B) se presentan los materiales recuperados en 1967, y aquellos hallados en los salvamentos hechos por Mario Pérez Campa en el edificio Heizer durante las temporadas de 1999, 2000 y 2002;  sobresalen orejeras de arcilla esgrafiadas, caladas y tubulares, figuras antropomorfas y teramorfas (animales fantásticos) modeladas en arcilla.

Los siguientes módulos de la exposición dan cuenta de los materiales recuperados en Cuicuilco C (lo que hoy se conoce como Parque Cuicuilco): un hacha de garganta tallada en basalto, puntas de proyectil de obsidiana, sonaja de arcilla, esferas de cerámica, etcétera. En Cuicuilco D (lo que es Plaza Inbursa): una cabeza de Huehuetéotl, tallada en tezontle y probablemente de culto doméstico, figurillas antropomorfas y sellos modelados en arcilla, así como un fragmento de plato miniatura trípode, entre otros objetos.

En la última sección se presenta una infografía sobre los trabajos de salvamento arqueológico realizados en 2006 en el Campus de la Universidad Pontificia de México, ubicado en la calle Guadalupe Victoria, colindante con Benito Juárez  y Congreso, en el centro de Tlalpan.  

La exposición se complementa con un video interactivo en el que se proyectan más de 70 fotografías de Cuicuilco, tomadas entre 1948 y 1971, pertenecientes al acervo de la Fototeca Nacional del INAH, y una reconstrucción hipotética en 3D de Cuicuilco hacia 200 d.C.

Cuicuilco a través del tiempo permanecerá hasta el próximo 31 de diciembre, en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo de Sitio de la Zona Arqueológica Cuicuilco (av. Insurgentes Sur, esquina Periférico). La entrada es libre.