Enfrentamiento en la UNAM, lo que debes saber

Enfrentamiento en la UNAM, lo que debes saber

Miles de alumnos marchan en Ciudad Universitaria para demandar la salida de los porros
Foto: EL UNIVERSAL
Foto: EL UNIVERSAL
Redacción | UN1ÓN | 05/09/2018 14:51

El enfrentamiento en la UNAM se desató a partir de lo ocurrido el lunes 3 de septiembre, cuando alumnos del Colegio de Ciencias y Humanidades del plante Azcapotzalco realizaron una manifestación en las inmediaciones de Rectoría.

Junto con los alumnos del CCH Azcapo se manifestaron estudiantes de las Prepas 5, 6 y 8, y del CCH Vallejo, CCH Oriente y CCH Naucalpan. En la protesta también estuvieron alumnos del Colegio de Bachilleres.

El objetivo de la marcha era pedirle a las autoridades que escucharan sus solicitudes en torno a varios temas: completar plantilla docente, atender cobros indebidos, denunciar malos tratos y prepotencia, así como la presencia de grupos de choque o porros. Además, se exigió justicia al crimen cometido contra Verónica Guadalupe Benítez, alumna de la FES Cuautitlán que fue asesinada.

Los alumnos del CCH Azcapo han manifestado sus demandas desde hace semanas; incluso el 27 de agosto realizaron un “paro activo” para exigir la destitución de la entonces directora del plantel, María Guadalupe Patricia Márquez Cárdenas, quien presentó su renuncia hace unos días.

Durante la marcha del 3 de septiembre, los alumnos que se manifestaban pacíficamente fueron atacados por un grupo de aproximadamente 50 personas.

Los atacantes, identificados como integrantes de grupos porriles, emplearon palos y objetos punzocortantes para agredir a los manifestantes.

La trifulca dejó un saldo de varios alumnos lesionados, dos de ellos de gravedad: Sebastián Meza, de la Facultad de Filosofía y Letras, perdió una oreja y podría perder también un riñón por el ataque; y Emilio Aguilar, de la Prepa 6, tuvo que ser sometido a una cirugía.

El rector de la UNAM, Enrique Graue, informó que los grupos involucrados en los actos de violencia fueron identificados como: 'Treinta y dos', del CCH Azcapotzalco; '3 de marzo', del CCH Vallejo, y 'Federación de Estudiantes de Naucalpan'. Además de otras organizaciones que denominó como grupos porriles.

Un día después del ataque a los estudiantes, varios planteles de la UNAM iniciaron paros de 48 y 72 horas, como una forma de protesta contra la violencia. En total más de 40 planteles de la UNAM se sumaron a la suspensión de labores, entre ellas las facultades de Veterinaria, Derecho, Contaduría, Ingeniería, Ciencias Políticas y Sociales, Química, Filosofía, Psicología, entre otras; además de la FES Zaragoza, ENES León, ENES Mérida, los cinco planteles del CCH, ocho escuelas Preparatorias, entre otras.

La noche del martes 4 de septiembre, el rector Enrique Graue anunció la expulsión de 18 personas inscritas en la UNAM, quienes participaron en la agresión ocurrida en CU.

“Estoy claro, sin embargo, que no basta con reprobar enérgicamente los hechos ocurridos: es necesaria una acción definitiva que erradique para siempre estas oscuras y cobardes agresiones.

“Algunos de ellos están siendo identificados y en los casos en donde no podamos reconocer a estos individuos, las evidencias se pondrán a disposición de las autoridades junto con las denuncias penales correspondientes; no descansaremos hasta verlos desaparecer de nuestro entorno”, enfatizó Graue.

Este miércoles 5 de septiembre, miles de alumnos de la UNAM y otras instituciones académicas marchan en Ciudad Universitaria para demandar la salida de los porros de la Máxima Casa de Estudios y fin a la violencia.

A la protesta se sumaron alumnos del Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), la Universidad Pedagógica Nacional, El Colegio de México.