México, el gran amor de Porfirio Díaz

México, el gran amor de Porfirio Díaz

Porfirio Díaz amó a México más que a su familia. Esa es la opinión de sus propios descendientes
Laura Islas I UN1ÓN CDMX | 15/09/2017 15:00

Porfirio Díaz Mori nació en Oaxaca el 15 de septiembre de 1830.

Díaz se inició en las armas apoyando el Plan de Ayutla y combatiendo a los conservadores durante la guerra de Reforma. Tuvo una participación destacada en la batalla del 5 de mayo, y contribuyó a terminar el Segundo Imperio mexicano.

El general Díaz es una figura polémica en la historia de México, pues hay quien lo considera como un cruel dictador, y hay quien reivindica los avances que México tuvo durante su gobierno.

Lo cierto es que a lo largo de su vida Porfirio Díaz tuvo como máximo amor al país que gobernó, a México.

En 1911 Porfirio Díaz renunció a la Presidencia de México tras gobernar durante 35 años; posteriormente abandonó el país rumbo al exilio en Europa donde vivió sus últimos años.

La última voluntad de Porfirio Díaz fue descansar en México. Sin embargo los esfuerzos por repatriarlo han sido fallidos. El último intento ocurrió en 2015, cuando se cumplió un siglo de la muerte del general.

Porfirio Díaz amó a México más que a su familia. Esa es la opinión de sus propios descendientes.

Ignacio Díaz Bossero, bisnieto del general, dijo durante una entrevista en 2015 que el general “Quería más a este país que a su propia familia. Para poderlo entender, hay que entender eso”.

Los restos del general Díaz descansan en el Cementerio de Montparnasse. Han pasado 102 años desde su muerte y aún está lejos de México.

No son pocos los mexicanos que visitan el cementerio de Montparnasse –en el cual también descansan Carlos Fuentes, Julio Cortázar, Simone de Beauvoir y Jean Paul Sartre-, y que dejan recuerdos al general.

Boletos de metro, pesos, flores, estampas de la Virgen de Guadalupe y hasta mensajes en los que le piden que desde donde esté cuide de México, el país por el que el general peleó en decenas de batallas.