Aprenda a reconocer la depresión en sus hijos

Aprenda a reconocer la depresión en sus hijos

Algunos adolescentes con depresión también suelen expresar opiniones negativas de sí mismos y sobre el futuro
Redacción | UN1ÓN | 18/01/2017 12:43

El estado de ánimo de las personas se relaciona directamente con pensamientos sobre lo que a cada persona le acontece en el día a día, aunado a eventos del pasado reciente.


Dado lo anterior, se establece que los cambios de humor son algo completamente normal, sin embargo cuando se trata de los adolescentes, dichos cambio pueden ser extremos, lo cual no indica necesariamente que exista algún problema o atraviese un periodo de depresión.


Pero entonces, ¿cómo podemos darnos cuenta de que si está viviendo en depresión mi hijo?


Para el caso de la depresión existen síntomas específicos que tanto el papá como la mamá deben observar y detectar, por ejemplo, interpretaciones aumentadas o exageradas de lo que está pasando a su alrededor.


Lo anterior porque los estados de ánimo sobre todo en los adolescentes cambian abruptamente y los lleva a dar respuestas emocionales fuertes. Esto se debe, en parte, a los cambios en el desarrollo de la actividad cerebral y a las fluctuaciones hormonales que viven en sus cuerpos.


Esto se combina para hacer parecer a las emociones de un adolescente volátiles o impredecibles. Pese a que puede ser inquietante para los adultos que se preocupan por ellos, para muchos adolescentes, los cambios rápidos e intensos de estado de ánimo a menudo forman parte normal de su desarrollo.


No obstante, en algunos casos el estado de ánimo y ciertas emociones pueden ser señal de depresión. Si la tristeza, irritabilidad, ira u otras emociones difíciles son persistentes y no parecen disminuir a lo largo de varias semanas, podrían ser motivo de preocupación.


Si tu hijo(a) llora con frecuencia sin motivo aparente, si expresa sentimientos de desesperanza o inutilidad, si siente una culpabilidad abrumadora, o se enfoca en lo que percibe como fracasos del pasado, todos son posibles síntomas de depresión. Esto es particularmente cierto si la manera en la que se siente ocasiona que le sea difícil llevara a cabo sus rutinas diarias normales, tales como levantarse a tiempo, ir a la escuela o terminar la tarea.


Otros síntomas de la depresión en los adolescentes pueden incluir la pérdida de interés en actividades que normalmente disfrutan, cambios de sueño y del apetito, falta de energía, problemas para concentrarse o tomar decisiones, descuidar su aspecto, y consumir alcohol o drogas.


Algunos adolescentes con depresión también suelen expresar opiniones negativas de sí mismos y sobre el futuro. Asimismo, pueden hacerse daño o tener pensamientos de muerte o suicidio.


Cómo se les puede ayudar


Si sospechas que tu hijo o hija adolescente está pasando por altibajos emocionales más notorios de lo que podría considerarse lo normal, debes hablar con él o ella. Compártele tu preocupación y pregúntale cómo se siente.


Si crees que puede estar pensando en el suicidio, pregúntale: “¿Estás pensando en quitarte la vida?” Algunos padres evitan esta pregunta porque temen sembrar la idea del suicidio en la mente de su hijo(a) cuando no estaba ahí antes.


Ese no es el caso. Los adolescentes saben sobre el suicidio. Si están pensando en ello por sí mismos, de hecho quieren que alguien les pregunte sobre el tema.


Incluso si no quiere hacerse daño a sí mismo, un adolescente cuyo comportamiento va más allá de los cambios de humor típicos de esta etapa requiere ayuda. Si tu hijo(a) tiene síntomas de depresión, debes llevarlo(a) con un especialista o con un profesional de la salud mental que pueda evaluar su situación y ofrecerle orientación.


El médico o especialista también puede ayudarte a ti y a tu hijo(a) con otros servicios de apoyo, tales como asesoría y grupos de apoyo, en caso de ser necesario.

Con información de ClikiSalud