Alumno de la UNAM diseña bicicleta híbrida

Alumno de la UNAM diseña bicicleta híbrida

Este proyecto recibió apoyo del Conacyt y el gobierno de la Ciudad de México se ha acercado para conocerlo
Redacción | UN1ÓN CDMX | 19/07/2019 05:00

Una bicicleta híbrida podría convertirse en la mejor alternativa de movilidad sustentable para la Ciudad de México.

Julio César Arce González, alumno del Centro de Investigaciones en Diseño Industrial (CIDI) de la Facultad de Arquitectura (FA) de la UNAM, creó una bicicleta híbrida que se mueve con energía humana y pilas recargables.

Este vehículo ofrece varios beneficios: recorrer distancias mayores y pendientes con menor esfuerzo y fatiga; promover mejor calidad de vida; fomentar el uso racional de la energía; reducir las emisiones contaminantes, y descongestionar las vías públicas.

El “Prototipo de bicicleta eléctrica para sistema de bicicletas públicas” fue integrado en el Laboratorio de Movilidad e Infraestructura Verde para la Eficiencia Energética en Ciudades de la UNAM, y es el primero de varios relacionados con la movilidad urbana. El proyecto es el trabajo recepcional de licenciatura, en el CIDI, de Julio César.

Este proyecto recibió apoyo del Conacyt y el gobierno de la Ciudad de México se ha acercado para conocerlo, “pero aún no hay un modelo de negocio. La bicicleta está ahí y actualmente el Instituto de Ingeniera desarrolla 30 unidades de un primer lote”.

 

 

 

Las dimensiones de la bici van de acuerdo con aspectos funcionales y ergonómicos de la población mexicana. Es ligera, con materiales resistentes y apariencia tecnológica.

Tiene un motor de 250 watts en el eje de los pedales, que asiste al ciclista cuando pedalea; se pueden elegir diferentes niveles de asistencia, dependiendo de las necesidades.

Su peso es de 23.13 kilogramos, con un cuadro de 36.6 centímetros de acero al carbono, rines de aluminio diseñados para soportar demandas como brincos y acrobacias, tres velocidades con freno de tambor, manubrio de acero con canastilla, asiento de tipo cicloturismo y luces delantera y trasera. Si velocidad máxima es de 25 kilómetros por hora.

Es rodada 24 (pulgadas) y está fabricada bajo perfiles tubulares de acero y lámina doblada, con acabado de pintura electrostática para protegerla de ambientes salinos. Sus componentes son durables, de alta calidad y bajo o nulo mantenimiento, con sistema de anclaje.

Se trata de una bici mecánica a la que se acopló un motor eléctrico para asistir al ciclista en el avance, sobre todo en pendientes pronunciadas, reiteró Julio César. La energía para mover el motor es suministrada mediante una batería que se recarga en la red eléctrica; es más económica en comparación con los autos de combustión interna y otros vehículos eléctricos.

Su dirección es suave, ágil y absorbe las irregularidades del terreno, lo que aumenta la eficiencia y confort. El color blanco metálico le otorga un aspecto limpio y moderno, y la tipografía que indica el número de la unidad se eligió para reforzar la apariencia tecnológica.

Los neumáticos fueron probados en velocidades de hasta 50 kilómetros por hora, con baja resistencia al rodamiento y buen agarre.

El sistema eléctrico, compuesto por motor, batería y unidades de control, se realizó con base en un estudio eléctrico y de requerimientos generales. Utiliza una unidad electrónica para desplegar información importante del sistema de un solo vistazo. Su pantalla LCD de alto contraste permite una lectura fácil, incluso con luz directa del sol.

Tiene una carcasa plástica que protege y contiene las celdas de energía; en su interior cuenta con 30 pilas de ion de litio, 10 bloques conectados en serie y tres baterías conectadas en paralelo.