Tren Maya aumentará plusvalía de vivienda en la región

Tren Maya aumentará plusvalía de vivienda en la región

Leonardo González, analista de Propiedades.com, dijo que se detonará el desarrollo en la región
Redacción | UN1ÓN | 12/09/2018 15:33

El tren maya busca conectar cinco estados del sureste. Este fin de semana el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y los gobernadores de esas entidades se comprometieron a concluir el proyecto en cuatro años.

Este proyecto ferroviario de 1,500 kilómetros conectará los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Tabasco y Chiapas, y se licitará el próximo 1 de diciembre. Para este proyecto se estima una inversión de hasta 150 mil millones de pesos, provenientes de recursos públicos y privados.

El portal inmobiliario Propiedades.com revisó los precios de la vivienda en las cinco entidades involucradas en esta megaobra.

Los precios más elevados se encuentran en Oaxaca, con 2.6 millones de pesos para las casas y 1.6 millones de pesos para los departamentos. Le sigue Yucatán, con 2.1 millones de pesos para las casas, y 1.8 millones de pesos para departamentos. Campeche es el tercero, con 2 millones de pesos para las casas y 780,000 para departamentos.

En Tabasco, las casas tienen un precio medio de 1,950,000 pesos, y los departamentos 950,000. En Quintana Roo, las casas cuestan 1.7 millones de pesos, y en Chiapas, 1.6 millones de pesos.

Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com, explicó los alcances de esta obra en términos inmobiliarios. “Este proyecto tiene un impacto regional, lo que impacta la mezcla completa de bienes raíces y proyectos de desarrollo de sus ciudades origen-destino. Generalmente, una nueva vía de transporte detona múltiples nodos de desarrollo que mejora el ciclo inmobiliario de estas zonas”, dijo. Además, permite vincular nuevas opciones productivas y de habitabilidad para sus usuarios. Lo cual podría impactar en todo el sureste.

Si el proyecto se materializa y genera expectativas de desarrollo regional entonces cabría esperar un mayor flujo de inversiones, un nuevo esquema de habitabilidad y mayor liquidez inmobiliaria; lo que en última instancia debería mejorar el ritmo y calidad transaccional de estas ciudades”, concluyó González Tejeda.

Para lograrlo será necesaria una coordinación entre gobiernos locales y federal con delegaciones empresariales, para habilitar servicios y logística para el desarrollo del proyecto.