La curiosa historia de Superman y la Alerta Sísmica

La curiosa historia de Superman y la Alerta Sísmica

Manuel de la Llata, locutor institucional de la Asociación de Radio del Valle de México (ARVM), dio su voz para la alerta
Redacción | UN1ÓN | 21/02/2018 05:35

Pocos sonidos son tan aterradores para los habitantes de la Ciudad de México que la Alerta Sísmica.

Hay chilangos para quienes la sola Alerta Sísmica es más terrorífica que el sismo que presagia. 

Una voz masculina y sonora y una alarma son los que elementos que, a través de los altavoces de las calles de la CDMX, ponen a temblar a miles de capitalinos durante los segundos previos a un sismo.

La idea de crear un Sistema de Alerta Sísmica surgió meses después del terremoto del 19 de septiembre de 1985, cuando un grupo de especialistas creó el Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), asociación civil que aún es la responsable de la operación de la alerta.

El CIRES fue fundado en junio de 1986, “para promover la investigación y desarrollo de tecnología aplicada a la instrumentación sísmica, como medio útil para mitigar posibles desastres sísmicos, como los que sufrió la Ciudad de México en 1985”.

El sitio web del CIRES señala que en diciembre de 1989 se desarrolló el Sistema de Alerta Sísmica (SAS), el cual se encuentra en operación desde 1991 y funciona como servicio público desde 1993.

Inicialmente, el SAS se transmitía por las radiodifusoras (era una época en la que no había altavoces en las calles ni teléfonos inteligentes). Fue entonces que se le pidió a Manuel de la Llata, locutor institucional de la Asociación de Radio del Valle de México (ARVM), que pusiera la voz para la alerta.

Un reportaje de The New York Times  sobre la voz detrás de la Alerta Sísmica cuenta la historia de De la Llata, quien realizó el doblaje de personajes como Clark Kent en las cintas de “Superman” interpretadas por Christopher Reeve, y Han Solo en la primera entrega de “La guerra de las galaxias”.

Sobre Manuel de la Llata se sabe poco. En su reportaje, The New York Times documenta la forma en que el locutor logró mantener un bajo perfil, a pesar de ser una estrella del doblaje.

“Rastrear el trabajo de locutor de comerciales de Manuel de la Llata es una tarea laberíntica: cultivaba un bajo perfil, incluso cuando era una celebridad del doblaje. Se negaba a dar entrevistas, rehuía de los admiradores y rara vez asistía a reuniones”.

Después de participar en la grabación de la alerta, De la Llata se sintió orgulloso de haber sido útil a la comunidad. No se imaginó entonces, que su voz anunciando un sismo despertaría tantos miedos en los capitalinos y les daría segundos preciosos para salvaguardarse.

El locutor murió el 14 de junio de 2016 en Querétaro. Tenía 72 años. (Con información de The New York Times)

Imagen de Manuel de la Llata, reproducida por TNYT en su sitio web.