La sangrienta historia de San Valentín

La sangrienta historia de San Valentín

San Valentín se convirtió en el patrón de los enamorados porque arriesgaba su vida para casar a las parejas
Laura Islas | UN1ÓN | 13/02/2017 05:13

El 14 de febrero del año 269, el emperador Claudio II de Roma mandó decapitar a tres mártires en Roma. Uno de era San Valentín, el santo de los enamorados.

El origen del festejo del Día del Amor y la Amistad se remontan al Imperio Romano. Valentín era un sacerdote católico que socorría a los perseguidos por su fe cristiana. 

Según la agencia de noticias católicas ACI Prensa, el santoral católico tiene dos San Valentín, aunque probablemente se trate del mismo: San Valentín de Roma y San Valentín de Terni. Ambos fueron mártires que murieron decapitados el 14 de febrero, tras ser torturados. 

La razón por la cual San Valentín se convirtió en el patrón de los enamorados estriba en que el sacerdote arriesgaba su vida para casar a las parejas, lo cual fue prohibido por el emperador, quien consideraba que los soldados solteros eran más aguerridos.

San Valentín fue azotado y posteriormente el emperador ordenó que lo decapitaran. Se cree que sus discípulos consiguieron rescatar el cuerpo del mártir.

Actualmente, los restos de San Valentín descansan en la Catedral de Terni, Italia.